Natalia Sosa Ayala, Letras Canarias 2021

En el día de hoy se inician los actos para conmemorar la figura de Natalia Sosa Ayala (Las Palmas de Gran Canaria, 1938 – 2000), escritora grancanaria que destacó por sus creaciones novelísticas y poéticas, con un marcado carácter autobiográfico. Asimismo, también fue conocida por sus numerosos artículos de opinión, en los que trataba temas sociales y personales.

Gracias a su padre, el escritor Juan Sosa Suárez, Natalia empezó a desarrollar desde muy pequeña un profundo amor por la literatura como escritora y lectora. Toda esta formación se complementó con la influencia que ejercieron sobre ella los artistas e intelectuales que se reunían en la casa familiar para celebrar tertulias literarias. Fue a la edad de 17 años cuando escribió su primera novela, titulada Stefanía, en la que narraba una historia de amor imposible que se vio frustrada por las presiones sociales.

Natalia se dio cuenta tras esta primera publicación que escribir era lo suyo, por lo que se dio cuenta que debía seguir con esta labor. Uno de los elementos más recurrentes en sus creaciones era la naturaleza. Es por eso que no dudaba en plasmar y mostrar al público el profundo amor que sentía por ella, convirtiéndose en un escenario fundamental en toda su obra.

A partir del año 1954, su colaboración con la prensa y con las revistas isleñas fue bastante considerable. Natalia escribía artículos de opinión, cuentos, poesía y realizaba entrevistas. Destaca la revista Mujeres en la isla, conformada únicamente por ellas, donde se trataban en su mayoría contenidos culturales. La novela autobiográfica Neurosis, su primer libro de poesía Muchacha sin nombre, u otros tantos poemas, consiguieron catapultar a Natalia Sosa Ayala a lo más alto de la escritura canaria.

Un ataque cerebral sufrido en el año 1989 provocó que Natalia se jubilase de sus ocupaciones, dedicando el resto del tiempo a la escritura. Consiguió descubrirse a sí misma gracias a la poesía, reflexiones y artículos de opinión que reflejaban su compromiso social, que eran publicados en el periódico La Provincia. Aunque su vida se apagase el 13 de noviembre del año 2000, este reconocimiento servirá para reconocer su enorme papel en la literatura de las islas, además de su figura, su trayectoria y toda su obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.